Reyes Guachacas 2019: ¡Se dio vuelta la tortilla!

Reyes Guachacas 2019: ¡Se dio vuelta la tortilla!

Unos se desploman, otros surgen desde atrás. Y todo en cuestión de días. La incertidumbre se apoderó de esta competencia. ¡Estamos a ciegas! 

Vamos a confesarle algo, compipa. Nosotros, como Fermentación Guachaca, no tenemos idea de cuántos votos se han depositado en las urnas virtuales ni qué porcentaje acapara cada candidato. Los ingenieros informáticos de La Cuarta llevan la elección con impenetrable hermetismo. No cuentan ná, los hueones, aunque uno los invite un copetito. Ni siquiera han puesto un botón para votar en su sitio güev. Todo para mantener el suspenso hasta el final y protegerse de los hackers de la Guagüei, de la CIA, de Putin y los reptilianos que andan rondando.

Pero cada tanto escupen alguna pepita. Y hoy, último día de abril pitos mil, dieron a conocer la actual ubicación de los postulantes a la corona guachaca. ¿Le cuento más?

 

EN DAMAS

La Chiqui Aguayo, la comediante y panelista de Muy Buenos Días, saltó del segundo al primer lugar. Pamela Díaz, su contrincante de Viva la pipol (Chilevisión), que la semana pasada iba ganando, retrocedió un puesto. Le siguen, en orden: Belén Mora, Ingrid Cruz, Ivette Vergara y Daniela Aránguiz.

 

EN VARONES

Aquí es donde más varió la cosa.

El goleador de Colo Colo, Esteban Walls, al fin está ocupando la misma posición que ostenta en la cancha, la delantera. Al parecer, el electorado albo ha hecho sentir su poderío en los últimos días (aunque no pasa lo mismo con la señora del Mago). En todo caso, Paredes no las tiene fácil, porque enfrenta la férrea marca de Francisco Kaminski, que ha hecho ene empeño por ganar y le pone color desde Radio Corazón. En un muy cercano tercer lugar está Ernesto Belloni.

La estrategia ermitaña de Felipe Avello está rindiendo frutos. Hace una semana estaba en primer lugar y ahora cayó a la cuarta posición. Más atrás va Compadre Moncho, quien prometía en el papel, pero no aprovechó el frenesí inicial que generó su nominación haciendo alguna actividad proselitista, y Claudio Palma, que no pesca ni en caída libre.

 

LA TORTILLA AÚN SE PUEDE DAR VARIAS VUELTAS MÁS…

Ojo, que los computines de La Cuarta nos dijeron que las distancias entre candidatos son muy estrechas y todo puede cambiar de nuevo. La elección se cierra al mediodía del 10 de mayo y, hasta entonces, nadie puede cantar victoria.

En los próximos días se vienen dos actividades guachacas donde Esteban, Chiqui, Francisco, Adriano, Ernesto, Ivette, Ingrid, Felipe, et al podrán convencer al electorado de sus méritos: el Chicha Fashion, la Gala de los Populares (jueves 2 de mayo) y la Ruta Sedilaria Nocturna (8 de mayo), cuando saldremos a agasajar a los guachacas que pasan la noche a la intemperie porque no tienen casita.

Puede votar una vez al día en el botón amarillento de más arriba.

Se está armando el mambo

Se está armando el mambo

Chiquillo de La Cuarta fiscalizó a las artistas que estremecerán a la Estación Mapocho este 11 de mayo. Y ya se están preparando, como la ocasión manda.

 

¡Alerta! Los ingenieros andan desvelados craneando cómo reforzar la estructura centenaria de la Estación Mapocho. Es que la jarana que desataremos ahí el 11 de mayo promete estar tan potente que habrá que apuntalarla para que no se venga abajo. Imagínese, a los platos ya probados del Trío Inspiración, Los Nogalinos y Los Viking’s 5, sumaremos a los tremendos Guachupé, la banda que arma el despelote musical adonde quiera que va.

Nuestro sobrino Pedro Mendoza, pluma de La Cuarta, tuvo el privilegio de hablar con los talentos que nos esclavizarán con sus ritmos en la 21ª Cumbre Guachaca. Y atestiguó que ya se encuentran haciendo gárgaras con gargarín y afinando sus instrumentos para estar a la altura de la fiesta más linda de Chile.

GUACHU-SORPRESAS

“Para nosotros es un orgullo y un honor —dijeron los Guachupé acerca de estar en la Cumbre—. Sobre todo porque es una conmemoración de algo tan lindo como la chilenidad, donde todos los asistentes van con la idea de pasarlo bien y sentirse chilenos. Así que ahí vamos a estar como Guachupé, alegrando y cerrando la noche”.

Cuando Pedro quiso que le adelantaran algo del show, lo pararon en seco. “Nosotros tocamos con el corazón, por lo que vamos viendo a medida que va pasando el concierto. No es como cuando vienen artistas extranjeros y traen un set list que siguen al pie de la letra. Puede que un día toquemos más del disco ‘El club del amigo’ y menos de otro, o al revés”, aseguraron. En resumen, puede pasar cualquier cosa.

MEDIO SIGLO PIRATA

Los Viking’s 5 están cumpliendo ¡50 años de existencia artística! Hace cinco décadas, estos corsarios zarparon desde Coquimbo a conquistar las pistas de baile. Ángel Núñez se cachiporrea: “Somos una banda que tiene más de mil cumbias grabadas y, para que no se nos quede ninguna afuera, lo que estamos haciendo es poner varios temas juntos en tres a cuatro minutos, para que le saquen brillo a los juanetes y no dejen de escuchar las que más les gustan”.

A ellos les encanta cómo les coreamos sus hits. “Llevamos varios años en las Cumbres Guachacas y, por ejemplo, canciones como ‘De Coquimbo soy’ son iconos que hasta los santiaguinos cantan”, dice el Francis Drake de la cumbia.

OTROS QUE ESTÁN DE CUMPLE

Sí, resulta que la cumbre va a terminar siendo un cumpleaños multitudinario, así como esos matrimonios masivos que hacía la secta Moon, porque también Los Nogalinos están celebrando aniversario: diez añitos. Alejandro Rojas anunció: “Vamos a estar ahí con las cuecas más prendidas para que todo el mundo goce de buena manera. Este es el segundo año que nos presentamos en la Cumbre y es algo muy importante para nosotros. Nos llena de orgullo porque significa que a la gente le gustó nuestra propuesta, aparte de que estamos cumpliendo diez años y qué mejor manera de celebrarlo que presentándonos en este escenario”.

Así que ya están advertidos: se viene brava la cosa. Agréguele la coronación de los Reyes Guachacas 2019 y al invitado ilustre, Condorito, y la verdad es que tienen razón los ingenieros en preocuparse.

Primer cómputo de las elecciones guachacas

Primer cómputo de las elecciones guachacas

Y también quiénes le han puesto más empeño. Ya está bueno que esto sea una meritocracia. Recuento a una semana de abiertas las urnas.

Los computines de La Cuarta, encargados de las votaciones virtuales para elegir a los Reyes Guachacas este año, nos dieron hace poco el primer cómputo de votos, a una semana de lanzada la carrera. En realidad fue un muy escueto atisbo de cómo van los candidatos, ya que no revelaron la cantidad de votos acumulados ni menos los porcentajes que cada contendiente se lleva.

Habiendo dicho eso, quienes van en la delantera de sus respectivas categorías son Pamela Díaz y Felipe Avello.

Pero acto seguido, los ingenieros en informática con doctorado en la Universidad de las Garrafas agregaron que ninguno puede darse por coronado aún, porque el resto de los competidores les respira en el oído.A Pame le siguen muy cerquita la Chiqui Aguayo y Belén Mora. Y al Pececillo le pisan los talones el ídolo albo, Esteban Paredes, y Francisco Kaminski. Aunque Ernesto Belloni y el Compadre Moncho han estado subiendo como la espuma de una chela en el último tiempo, y nada de raro que el orden cambie.

En resumen, nadie puede asegurar nada todavía. Esto no termina hasta que termina, es decir, cuando cierre el proceso eleccionario oficialmente, al mediodía del 10 de mayo.

EL MÁS EMPEÑOSO

Más allá de los votos, si esta competencia se cerrara por empeño, ¿quién ganaría? Juzgue usted, dilecto votante o votanta.

El deber más importante de toda Reina Guachaca y Gran Compipa es repartir alegría y buenos momentos entre el pueblo, participando en las actividades sedilarias (o solidarias) que organizamos durante el año o apareciéndose de sorpresa en lugares favoritos de los populares, cada vez que los llamamos. Así lo han hecho los más insignes monarcas de la Fermentación, sin importar cuán famosos fueran, como Felipe Camiroaga, Tonka Tomicic, la Karencita Doggenweiler, don Ricarte Soto, etcétera, etcétera.

Pues bien, a los candidatos los convocamos a este tipo de brillos para ver cómo se desempeñan. Por ahora, hemos hecho dos: un asadito bailable en el Matadero Franklin, al que llegaron la Chiqui Aguayo, Francisco Kaminski y Belloni, trío que dejó la pelotera entre los caseritos y caseritas del mercado de los carnívoros. Y ayer fuimos a hacerles un cariñito a los guachacas sin casa atendidos por la ONG Fraternidad Las Viñas, de Pudahuel. A esta actividad SOLO llegó Kaminski.

Así que el premio al más aperrado se lo estaría llevando la voz de radio Corazón, Kaminski.

La próxima semana se viene una prueba de fuego: la ruta solidaria nocturna, en donde saldremos a apapachar a guachacas duros que pasan la noche a la intemperie, con alguna cosita caliente para tomar, pancitos ricos, quizá su musiquita… Ya extendimos la invitación a los candidatos. El Kami dijo que va, lo mismo que Belloni. El resto, veremos.

Así que, ahora que ya está informado, vote en lacuarta.com y en www.guachacas.cl, hasta una vez al día. Las reglas del juego son simples: registrarse y sufragar, sin filas, tinta en el dedito ni vocales de mesa.

Después venga a coronar a sus nuevos reyes en la 21ª Cumbre Guachaca, el 11 de mayo en la Mapocho Station, al ritmo del Trío Inspiración, Los Nogalinos, los Viking’s 5 y Guachupé.

¡Estamos de apio verdi!

¡Estamos de apio verdi!

Como decía Gardel, 20 años no es nada, pero ¡21 es caleta!

 

-Es el mejor Danky de la historia.

-Es el número mágico en el Black Jack.

-Es la edad mínima para ver las películas más bacanes.

-Es la cantidad de años que debe tener un buen whiskacho

-Es el siglo en que nos toca vivir.

-Es la cantidad de gramos que se supone que pesa el alma (porque un muertito pesa 21 gramos menos que cuando estaba vivito y coleando).

-Es el número de la transformación, según los numerólogos.

-Es el Concierto de Mozart para piano y orquesta más célebre.

-Es la edad en que Dióscoro dio su primer beso (saaale).

 

¡Y pronto será la edad de los Guachacas!

 

El 25 de abril vamos a alcanzar la mayoría de edad internacional. O sea que vamos a poder chupar hasta en Estados Unidos (si es que algún día nos dejan entrar). Y por supoto que ya estamos pensando en hacer algún brillo épico, a la altura de nuestro vigesimoprimer cumpleaños, el veintiúnico.

 

No somos un culto

No somos un culto

Amables lectores, a los guachacas se nos ha acusado injustamente de ser un movimiento personalista de la misma naturaleza del régimen norcoreano, el castrismo, el chavismo e incluso el piñerismo y el bacheletismo. Quiero desmentir tal calumnia en forma tajante.

Primero que todo, esos movimientos se caracterizan por su verticalidad. Los guachacas, en cambio, propiciamos las relaciones horizontales, cariñosas, pero siempre con consentimiento y protección, porque así se pasa mejor.

Segundo, en los personalismos no hay espacio para la crítica. Pero Su Santidad Dióscoro Rojas siempre se ha dado el tiempo para acoger todos los cuestionamientos y demostrar que están totalmente errados.

Y tercero, los cultos carecen de alternativas de conducción viables en caso de ausencia del líder. Pero nuestros biotecnólogos vienen perfeccionando desde hace años técnicas de clonación que nos permitirán contar con una réplica exacta del Guaripola en el 2030. Y por si eso no resulta, contamos con excelentes embalsamadores.

Belloni: “Hoy el humor está complicado”

Belloni: “Hoy el humor está complicado”

¿Cómo se mueve el Che Copete en el nuevo mundo de lo políticamente correcto? ¿Cómo sobrevive el género revisteril sin explotar el cuerpo de las mujeres? Son los desafíos que asume con energía nuestro candidato a Gran Compipa Belloni 2.0.

 

En el lanzamiento de su candidatura guachaca, Ernesto Belloni hizo una promesa que no sabemos bien si es más disuasiva que persuasiva. “Si gano, en la Cumbre me voy a dar el primer duchazo con vino tinto de Chile, tapándome solamente el cuarenta centímetros y nada más”, dijo el padre del Che Copete. También anunció que el Poeta es su jefe de campaña. “Y seguramente va a haber algunas doncellas que me van a acompañar”, agregó. Dióscoro le preguntó de qué tipo. Belloni respondió: “90, 60, 120. Van a ser colombianas”. Luego se disculpó un poco por el chiste estilo vieja escuela: “Es que estoy muy eufórico, muy contento con la nominación”.

El candidato Belloni está consciente de que el escenario cambió bastante desde que fue nominado la primera vez a Gran Compipa, hace once años. Hay que tener cuidado con la picardía.

Hasta cuando es serio es cómico.

¿Qué pasó la primera vez, Don Ernest? ¿Por qué perdió?

—Había un contrincante, Nicolás Copano, que manejaba muy bien las redes sociales y tuvo un apoyo increíble en internet, que yo no tuve. Ahora me estoy manejando más con las redes sociales y estoy participando en las actividades de la fiesta guachaca, que antes tampoco hice mucho porque vi que estaba perdido y no me esforcé. Pero hoy dije: hay que pelearla.

¿Cómo ve la competencia?

—Hay contrincantes duros, como Kaminski, a quien conozco. Avello, también. Pero el fuerte es Belloni. ¡A Belloni nadie se lo poni!

Aparte de la ducha con vino, ¿tiene algún programa de gobierno?

—Tengo que verlo con mi jefe de campaña, que es el Poeta, que en estos momentos debe estar en su casita. Pero creo que primero vamos a terminar con las víctimas de la corrupción y, de paso, vamos a sacar todos lomos de toro y los vamos a hacer asados. Pero todavía tengo que juntarme con mi equipo.

—Maestro, ¿qué representan para usted los guachacas?

—Bueno, la Cumbre Guachaca es ya una fiesta arraigada en todos los chilenos, todo el mundo habla de ella. Ahora, ser guachaca para mí es vivir la vida, pasarla bien, disfrutarla, ser buena persona. Quizá todavía el concepto está un poco estigmatizado, asociado a una persona curada, indeseable. Hay que eliminar ese estigma.

Oiga, pero igual se podría considerar que el Che Copete es un emblema guachaca y él siempre anda un poco puesto, ¿o no?

—Sí, pero yo creo que el Che Copete es guachaca sobre todo porque es un buen tipo.

Fair play: los candidatos Ernersto Belloni y Francisco Kaminski posan para la fanaticada juntos.

 

Doctor Belloni, para nosotros usted es un referente porque es uno de los pocos, junto a Daniel Vilches, que mantiene vivo el género revisteril. ¿Cómo ve esa lucha?

—Yo me resisto a que muera la revista porque es un género que me apasiona. Pero los tiempos han ido cambiando. Hoy el tema del humor está complicado. Ya no pasa por las mujeres bonitas, por los bikinis. Hay que tomar en cuenta el feminismo, educarse y asumir el nuevo respeto que se debe tener por los flacos, los gordos, los gais… Y eso ha costado un poquito. La revista antes aludía a eso, desde el nombre para abajo. Iba un poco en contra de todo lo que se debe hacer ahora. Hay que saber adaptarse.

¿No nos estaremos poniendo muy serios?

—No, yo creo que el humor va a tener que cambiar. Si y sabemos que algo es hiriente u ofensivo para las personas, no podemos insistir en eso. Hay que hacer reír con un humor que no pase por la mujer en ropa interior, sino que pase por el humorista nomás. Hay que reírse de uno mismo.