El Pajarraco cumplió 70 años

El Pajarraco cumplió 70 años

La primera tira cómica de Condorito, nuestro Premio Nicanor 2019, apareció el 6 de agosto de 1949. Y cachen lo puntudo que solía ser.

 

Todo Chilito celebró ayer el aniversario número 70 de su hijo no-humano más ilustre, aunque el meollo estuvo en el Parque del Cómic de San Miguel, donde desde 2006 se yergue una estatua de Condorito que acaba de ser restaurada por el municipio y su escultor, Sammy Salvo. Hasta allá fue nuestro Dióscoro al mediodía.

 

El Gran Guaripola le rinde un homenaje al plumífero septuagenario en el Parque del Cómic.

LA PRIMERA TIRA

Apenas un par de páginas de la revista Okey le bastaron a Condorito para hacer su debut aquel 6 de agosto de 1949. Era un huaso mezcla de cóndor y homo sapiens que llegaba a la ciudad con los bolsillos vacíos y muerto de hambre. Tan desesperado estaba que comete un delito menor, pero luego su buen corazón lo impulsa a enmendarse, aunque solo para ser cagado por la autoridad. Sí, por entonces tenía dientes el pajarraco del gran René Ríos, alias Pepo.

Seis años después, Condorito tuvo su propia revista y tanto furor causó que don Pepo tuvo que contratar a todo un equipo de dibujantes para satisfacer la creciente demanda por plops.

Con el tiempo, vendería su creación al presidente de World Editors, Sergio Mujica, que terminó por popularizar a nuestra querida ave en todo Hispanoamérica (en la América angloparlante no pudo meterse porque el Pato Donald es un mafioso).

En febrero de este año, el cierre de Televisa Chile nos dejó sin revista Condorito por estos lados (igual se había puesto re fome, ¡gracias, Telepiza!). Pero World Editors promete que, en dos meses más, lanzarán un sucedáneo digital. Desde el 22 de junio Cartoon Network está transmitiendo capsulitas de un minuto a modo de adelanto de lo que será esta nueva serie. Es parte de un relanzamiento que pretende que Condorito también sea el ovíparo favorito de una tercera generación de chilenos.

Esperemos que les vaya mejor que con la película, que no estuvo a la altura a la que debería volar un pájaro como este.