Actividades sed-lidarias

Conoce cómo ayudar a los compipas en situación de calle cuando hace mucho frío.

La Reina Guachaca Karen Doggenweiler en la Fonda Solidaria 2011.

 

Durante miles de años la gallada humana vagó por la faz de la Tierra, buscando animales que cazar y cositas que recolectar. Hasta hace un par de siglos, en nuestro continente aún había pueblos amerindios viviendo así, como los pehuenches, que solían saltar la cordillera como si nada.

Hasta que inventamos las fronteras, las cercas, la propiedad privada, la pobreza. Hoy hay que ser propietario de algo para ser alguien. Hoy se necesitan pasaportes, carnés y lucas para perseguir el horizonte. Hoy al que vaga por la Tierra se le llama vago o, según dicta la corrección política, “persona en situación de calle”. Para los cuicos, el punto negro de la sociedad, algo feo que hay que erradicar o, al menos, esconder.

En cambio, los guachacas siempre hemos sentido gran admiración por los compipas en situación de calle. Es cierto que la inmensa mayoría de ellos no eligió no tener techo: muchos llegaron a la calle huyendo de abusos de los que eran víctimas en sus propios hogares, o los echaron por mandarse algún cagazo, o padecen enfermedades mentales sin tratar que la calle empeora, o son esclavos de alguna adicción. De todas formas, nosotros pensamos que son un ejemplo. En tiempos en que el planeta agoniza por culpa del consumismo y las ambiciones desmedidas, es tanto lo que podemos aprender de ellos: a vivir con lo justo, a alegrarse con lo mínimo, a ser resilientes en las peores condiciones…

Por eso, desde un comienzo hemos enfocado nuestras actividades sed-lidarias en los patriarcas y matriarcas sin casa. Las frías ciudades modernas no están hechas para acoger a quien no tiene nada y hay que echarles una mano. Pero son las ciudades las que están mal, no ellos.

Un Calzoncillo Largo pa’ Chilito

Esta campaña iniciada en 2009 busca recolectar ropa interior abrigatita y nueva (camisetas, pantys de lana, calcetines y obviamente chitecos largos) para que los compipas en situación de calle pasen el invierno más calentitos. Sapee la galucha de fotos…

Fondas solidarias

Tenemos la absoluta convicción de que todos tienen derecho a festejar, sobre todo cuando se celebra el aniversario de la patria. Con el espaldarazo de sindicatos, como el de BancoEstado, y de nuestros auspiciadores, como el fiel San Jorge, les llevamos el 18 Chico a quienes no están en condiciones de ir a las fondas. Vea la galería de fotos…

Los Reyes Vagos

Las tradiciones pascueras varían a lo largo y ancho del mundo. Los Trump-lovers adoran al Santa Claus, los chaquetas amarillas esperan en Francia a Papa Noël y los nepaleses, al Abominable Hombre de las Nieves. Nosotros, los guachacas, tenemos a los Tres Reyes Vagos. Estos monarcas son primos lejanos del infaltable trío de los pesebres. Al igual que ellos, el Guaspar, el Bairon y el Maicol visitan a su feligresía una vez al año, en un acontecimiento que se conoce como “La Epifanía Guachaca”. Su cometido es regalonear a los guachacas duros, llevarles algún cariñito, regalito o cosita, algo que les recuerde que no están solos y que la comunidad guachaca no los olvida. Asómese a la galucha de polaroids…

Operativos nocturnos

En las noches invernales, cuando más frío hace es cuando más hay que apoyar a los guachacas sin chalet. Ya sea llevándoles ropa con que abrigarse, un cafecito calentito o la compañía de alguna estrella de nuestra constelación. Cache la galería de imágenes…

Cenas de Pan y Pebre

Como Santiago no es Chile, tratamos de extender la sed-lidaridad a otros litros con actividades como esta, un agasajo para los teclitas del Hogar de Cristo de Concepción. Vea la siguiente galucha de fotos…

Actividades varias

Cuando el país lo requiere o un amigo necesita una mano (de gato), allá vamos los guachacas.  Mire la siguiente galería de fotitos…