Se filtra nuevo calendario de celebraciones

Se filtra nuevo calendario de celebraciones

Halloween virtual

 

Se mantiene el 31 de octubre, pero este año los niños del barrio alto no saldrán a pedir golosinas como suelen hacerlo para sentirse en Miami, sino que lo harán de manera virtual. Durante la cuarentena se volvieron tan peritos en el manejo de aparatos computacionales que ya cachan como hackear los correos, guasaps y cuentas de Tinder de medio mundo. En vez de “dulce o travesura”, pedirán que les transfieran plata a sus cuentas a cambio de no revelar secretos. O simplemente hackearan cuentas corrientes. ¿Los disfraces más populares? De chinos, iraníes y rusos.

 

Peregrinación a Lo Vásquez

 

El 8 de diciembre es demasiado pronto para que una avalancha de fieles inunde la Ruta 68, así que la van a correr a marzo y a fusionar con la Maratón de Santiago. Y la idea es que nadie vaya a ninguna parte. Se habilitarán caminadoras eléctricas envueltas en burbujas de plástico unipersonales. Total, la Virgencita entiende.

 

Navidad

 

Tener a la gallada hacinada en Meiggs en diciembre, sudando la gota gorda, es mucho riesgo. Primero se pensó en trasladar la Navidad al 6 de enero, la también llamada “Pascua de los Negros”, y reemplazar al Viejo Pascuero por los Tres Reyes Magos, un trío más diverso que el anciano caucásico. Pero también es demasiado pronto. Al parecer, la solución sería juntar nacimiento y resurrección en uno, y celebrar todo en abril, con la Coneja Pascuera como protagonista.

 

Año Nuevo

 

Es quizá la fiesta más peligrosa de todas porque incita al toqueteo. ¿Cómo abrazarse a un metro y medio de distancia? Por suerte hay como 20 años nuevos en el mundo. Los chinos ya conquistaron el planeta, o casi, así que lo lógico sería asumir el suyo, pero el 2021 caerá justo el 12 de febrero, la nueva fecha de nuestras fiestas patrias. Algunos piensan en chutearlo al We tripantu, el año nuevo mapuche, que se celebra el 24 de junio. En caso de que haya un rebrote en esa fecha, la opción es el Rosh Hashanah, año nuevo judío, que cae tipo octubre. Pero si hay otro estallido social, o aún no hay vacuna contra el Covid para entonces, la última opción es el Diwali, el cambio de folio hindú, a mediados de noviembre.